Salsa Cazadora



Salsa Cazadora

Salsa Cazadora 

Se pasan por una sartén, con 100 gramos de mantequilla, los puerros  y las setas bien limpios y picados. Se rocían con vino blanco y se dejan cocer lentamente hasta que se haya reducido a la mitad. En otra cazuelita se doran los 30 gramos de harina en 30 gramos de mantequilla; se la añade el caldo, en el que se habrá diluido el puré de tomate, y a continuación el sofrito de setas y puerros. Se sazonan con sal y pimienta y, sin dejar de remover, se deja cocer durante 5 minutos. Luego se pasa por un chino y se vuelve a poner a fuego muy suave hasta que adquiera la textura que más nos guste. Antes de servir, se añaden 20 gramos de mantequilla y el perejil picado .

Esta salsa es ideal para acompañar a un buen asado.

INGREDIENTES

200 g de champiñones
150 g de mantequilla
2 puerros
200 ml. de vino blanco seco
30 g de harina
400 ml. de caldo
1 cuchara de puré de tomate
Sal
Pimienta
1 puñado de perejil

Salsa Bordelesa

Salsa Bordelesa


Salsa Bordelesa

La salsa bordelesa es una salsa clásica de la cocina francesa, que recibe este nombre porque su origen procede de la zona vinícola de Burdeos. En su receta original se tiene que utilizar un vino tinto seco de la zona de Burdeos, pero a falta de éste, se puede sustituir por cualquier vino tinto.
Se pican finamente todas las verduras y se sofríen en una sartén con la mantequilla. Se añade la harina y se deja dorar al tiempo que vamos removiendo cuidadosamente. A continuación se le añade la hojita de laurel y se rocía con el caldo sin dejar de remover, a fin de evitar que se formen grumos, y se añade la salsa de tomate. Aparte, se pone a hervir el vino hasta que reduzca a la mitad, y luego se vierte sobre la salsa. Se sazona con sal y pimienta, incorporamos un poco de perejil picado y se deja cocer un poco más.
Esta salsa es la ideal para acompañar a un plato de caza.

INGREDIENTES

1 vaso de vino tinto
20 g de harina
50 g de mantequilla
1/2 vaso de caldo de carne
2 cucharadas de salsa de tomate
Pimienta
1 hoja de laurel
1 cebolla
1 zanahoria pequeña
Perejil

Salsa Blanca



Salsa Blanca
Salsa Blanca

Se cuecen las cebollas en agua salada hirviendo, se escurren bien y se pasan por el pasapurés. A continuación se les incorpora la mantequilla y se remueve hasta que quede bien amalgamada; se añade la nata, la sal y una pizca de nuez moscada rallada. A continuación, se liga la salsa con una cucharada de harina desleída en la leche. Se deja cocer hasta que la salsa se haya reducido.
Esta salsa se suele servir acompañando a platos de buey o pollo hervido.

INGREDIENTES

500 g de cebollas
50 g de mantequilla
1 vaso de nata
Sal
Nuez moscada
1 cucharada de harina
1 vasito de leche

Salsa Bechamel o Besamela



Salsa Bechamel o Besamela
Salsa Bechamel o Besamela


Se derrite en una cazuela la mantequilla y antes de que tome color se añade la harina. Se deja que adquiera un hermoso color dorado, y a continuación se va incorporando poco a poco la leche caliente. Todo esto lo hacemos sin dejar de remover en ningún momento, puesto que de lo contrario se formarían grumos que estropearían irremediablemente la bechamel. Se deja cocer la salsa a fuego muy lento, siempre removiendo, por espacio de unos quince o veinte minutos. Al concluir la cocción, la salsa deberá tener un aspecto liso y aterciopelado. Para terminar, añadimos sal al gusto y rallamos un poco de nuez moscada.

La salsa bechamel, en general, sirve de base para otras salsas cocidas, o bien para completar platos que deben gratinarse al horno.


INGREDIENTES


50 g de mantequilla
2 cucharadas de harina
1/2 litro de leche
Sal
Nuez moscada

Salsa Bearnesa Refinada



Salsa Bearnesa Refinada
Salsa Bearnesa Refinada

Se cuece en una cazuela el vinagre con la cebolla picada muy fina, y a fuego muy bajo. Cuando el vinagre se haya reducido a la mitad, se pasa por una gasa, exprimiendo bien el jugo de la cebolla. Con este jugo se deslíen dos yemas y se ponen a cocer en una ollita al baño María. Sin dejar de remover en ningún momento, se añade la mantequilla a pedacitos, procurando que se incorpore bien. En cuanto la salsa se presenta densa y aterciopelada, se vierte en una salsera previamente calentada y, en el último momento, se añaden el perifollo y el perejil muy picados junto con una pizca de sal y de pimienta. Puesto que esta salsa debe servirse caliente, si se debe esperar es aconsejable guardarla en un recipiente inmerso en agua hirviendo. Así nos aseguraremos de que se conserve caliente hasta el momento de consumirla.
Esta salsa es muy indicada para acompañar a la carne a la parrilla.

INGREDIENTES

3 cucharadas de vinagre blanco
1 cebolla
2 yemas de huevo
100 g de mantequilla
Perifollo
Perejil
Sal
Pimienta

También le puede interesar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mundo Blogs de Cocina